miércoles, 20 de junio de 2007

Rezar mientras conducimos

El gremio de las cucarachas ha decidido meter baza en el tema de la seguridad vial y se han inventado 10 nuevos mandamientos.
Además han emitido recomendaciones para la buena conducción.
Una de ellas es: "Rezar el rosario mientras conduces", pues, según ellos, esto hace que no te distraigas.
No, si distraer no distraerá, pero ya veremos cuantas personas, que intenten seguir estos consejos, se duermen al volante a partir de ahora.
Porque si algo hay que sirva de nana, es la repetición de un sonsonete conocido, sobretodo si lo haces "de memoria".
Y remarco eso de "de memoria" porqué puedo asegurarte que si yo voy de pasajera en un vehículo y el conductor se pone a rezar en voz alta, como mínimo me apeo, esté donde esté.
Más les valdría limpiar primero sus establos antes de meterse en camisa de once varas y eliminar del contacto con la gente a todos los cerdos pederastas que hay en sus filas, en vez de ir cambiándolos de parroquia a fin de que sigan violando a las criaturas que la gente pone en sus manos de buena fe, en vez de preocuparse de "temas mundanos" como son la política o la seguridad vial.
Que parece que esta gentuza no hayan leido la biblia, pues allí se cuenta que Jesús, este Jesús a quien dicen representar, dijo en su momento: "Al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios".

2 comentarios:

Solvvinge dijo...

¿Lo del rosario va en serio? No me lo puedo creer... jajajajajaajajaja

Un abrazo, Eulalia.

Solvvinge

Ascen dijo...

jajaja que razón tienes, duerme a cualquiera. Yo me los saltaba como podía de pequeña con las monjas, porque a la que se durmiera la castigaban. Nunca entendía lo de los misterios ¡si se pasaban todas las semanas contando como múrió el enviado con pelos y señales! jajaja
Efectivamente, el único propósito y fin realista, demostrado historicamente, es su empeño en la conquista del mundo, por medio de la "caridad" o por coj...
A la abominable curia romana hay que pararla o volveremos a vivir bajo su yugo donde veremos de nuevo el ostracimos de la sabiduría y la razón.
La iglesia se merecería respeto siempre y cuando no solo se inmiscuyera en el territorio de los que no somos hijos de tu dios.
Soy pesimista, si no se les para por si sola no la hará. Los hechos históticos lo demuestran.
Un placer leerte.
Saludos.