lunes, 3 de septiembre de 2007

Educación para la ciudadanía (2ª parte)

Hoy he leido en La Vanguardia parte de los textos de la nueva asignatura.
Al no ser una ciencia exacta, como las matemáticas, cada una de las diversas editoriales que ha hecho el libro ha utilizado frases diferentes para explicar lo mismo.
Rafa Almazán comenta en su blog que algunos de los textos no son todo lo legales/constitucionales que deberían.
Los que menciona La Vanguardia no parecer ir en contra de la ley, ni en contra de la iglesia, así que no creo que la objeción a impartir esta asignatura sea de cajón.
De todas formas si algunas de las versiones son realmente anticonstitucionales alguien debería echarles un vistazo antes de que los chavales los tengan que aprender, pues esta es una cuestión muy delicada.
De todos modos, a mi entender, los libros de texto deberían ser todos iguales. No se si en otros paises pasa lo mismo que aquí, que si hay 20 editoriales para elegir, hay 20 modelos distintos de libros de texto.
No me parece lógico.

7 comentarios:

Raquel dijo...

Quería puntualizar una cosa acerca de "unificar" los contenidos de los libros de texto. Solo a título informativo-pedagógico (deformación profesional). Pongamos como ejemplo un libro de Lengua (no importa cuál). Y pongamos por ejemplo el ciclo superior (es decir, 5º y 6º de primaria). En un ciclo superior pongamos que se tienen que alcanzar ciertos objetivos marcados por la ley. Es decir, si toca aprender, por ejemplo, la acentuación del catalán ;-) entre otras muchas cosas, todos los libros contendrán al menos un apartado dedicado a este tema. Ahora bien, no existe un solo método para aprender la acentuación del catalán, o las tablas de multiplicar, o la división, o la prehistoria, o... Y como no existe un solo método, es imposible que exista un solo libro de texto. De hecho los libros de texto son, hablando con propiedad, métodos de enseñanza. Y como cada maestrillo tiene su librillo, y el primero que se tiene que familiarizar con él librillo en cuestión es, precisamente, el maestrillo, es lógico que exista en el mercado editorial un amplio abanico de métodos (hablo por experiencia, es muy difícil enseñar una materia con un método que no te gusta, además de incoherente, aunque en ocasiones no queda otra que aguantarse).

Pero, siempre hay un pero, eso no justifica, por supuesto, que las editoriales se hagan de oro a costa de "modificar" sus métodos: conozco el mundillo, una nueva edición es normalmente un cambio de fachada (fotos, composición de la página, tipo de letra y color), pero el contenido sigue siendo el mismo, casi palabra por palabra, al de la edición anterior que, claro, ha quedado "obsoleta" y no podrá pasar a manos de hermanos menores, primos o simplemente alumnos sin recursos.

Defiendo la variedad del mercado. Pero me opongo rotundamente a los abusos del mercado editorial.

eulalia dijo...

Hola cielo, me encanta que hayas dejado tu opinión, ¿quien mejor que alguien que lo vive por los dos lados para clarificar las cosas?
Besitos.
P.S.
(Nota aclaratoria para los demás bloguers que teneis la amabilidad de pasaros por aquí)
El comentario anterior ha sido escrito por mi hija, (de quien ya he hablado), que además de maestra es correctora en una editorial.
Saludos a todos.

Manuel dijo...

Te he dejado un comentario sobre tu problemilla con el editor de blogger.
Por cierto, he abierto una sección de encuesta. Pero como he hecho algunas rectificaciones en el texto en HTML, no estoy muy seguro de que funcione bien (ayer me dio algunos problemas), ¿serías tan amable de pasarte a votar y así podré comprobar si mis chapuzas funcionan? Muchas gracias y un saludo.

RGAlmazán dijo...

Raquel, no está mal que haya variedad en la forma, lo que yo en mi entrada criticaba es que hay cuestiones como: el nacionalismo, el aborto, el matrimonio de homosexuales que, según El País, en alguna editorial se ataca y se denosta, cuando son legales en este país.
Esa era la cuestión que quería señalar, no la distinta forma en que una disciplina se dé.

Salud y República

eulalia dijo...

Rafa, creo que Raquel a quien debatía era a mi y mi idea de unos libros iguales para todos.
Manuel, ahora mismo voy p'allá.
Saludos a ambos.

raquel dijo...

Por supuesto, a quien contestaba era a eulalia. En la escuela en la que trabajo no tienen muy claro aún las tutoras si van a usar libro o no para la nueva asignatura. Pero desde luego, si deciden hacerlo habrá que hacerlo mirándolos con lupa, porque las cucarachas están por todas partes, y a estas el Raid no las mata...

Sed felices!

ascen dijo...

Hola Eulalia, como todo llega, ya ves que ahora que tengo tiempo paso a saludarte y leerte alla donde te encuentres ;)
Muy interesante la entrada del vídeo sobre la claudicación del gobierno ante la iglesia. Y la reflexión que haces sobre la asignatura de Educación para la ciudadanía. Sobre las distintas editoriales ya he leído el comentario de tu hija donde deja claro los motivos por los que existe tal variedad. La cuestión entonces sería hacer una revisión en profundidad sobre los distintos métodos... quizás alguno quedara fuera de circulación por obsoleto o negligente, como tu apuntas. Como ya sabes por mi postura a favor de una educación que incluya y salvaguarde los derechos constitucionales y siempre los anteponga a las creencias religiosas -que para mi no tienen sentido dentro de la educación- estoy muy sensibilizada porque entiendo que la educación es primordial para el futuro de las sociedades y no dijo que no vea visiones donde no las hay -no soy experta en el tema como tu hija- o que esté demasiado a la defensiva, pero lo que si es seguro es el rebote que tengo porque la iglesia se lleve el gato al agua en este tema jajaja
Un abrazo y felicitaciones por tus logros y cambios.