miércoles, 17 de octubre de 2007

El saco lleno

Hola.
Hoy vengo con el saco lleno, así que lo voy a vaciar todo en una sola entrada.
Vayamos por partes.
Cada día, en el programa "El mon a rac1", hacen una encuesta referente a algún tema de actualidad.
Habida cuenta del circo que hay montado en el tribunal constitucional, y que se ha conocido la sentencia que un juez le ha impuesto a un hijoputa que ha lesionado dos veces a su hija de pocos meses, la pregunta era: ¿Crees, (o confías, no recuerdo el planteamiento exacto), en la justicia?
A las 12 menos cinco han dado el resultado final y el porcentaje de respuestas negativas ha sido apabullante: 97%.
Y es que no hay para menos.
Dejando de lado a los payasos del T.C., el caso al que hago referencia es éste: Claudia, una niña de pocos meses, ha sido atendida en dos ocasiones por lesiones causadas por su padre. En la primera, al parecer, le retorció un pie, lo que le causó una rotura de fémur. La segunda le ha provocado graves lesiones craneoencefálicas, por haberla sacudido violentamente.
Y el juez le condena a 3 años y pico por cada una, o sea, un total de poco más de 7 años, de los que, evidentemente, entre pitos y flautas cumplira ¿cuantos? ¿2 o 3?.
Además niega el cargo que se le imputaba de "Violencia doméstica", al no haber denuncias previas.
¡De coña!
A lo mejor el dicho juez esperaba que Claudia denunciara a su padre, lo malo es que creo que todavía no sabe hablar y después del último ataque, veremos si llega a hacerlo.
Sin olvidar otras sentencias que, sinceramente, espero que no hayan sentado jurisprudencia, de lo contrario mal vamos.
Me refiero a los jueces que absuelven a violadores con la excusa de: "Ella se lo buscó con esa minifalda", o niegan la adopción a alguien por supuesto lesbianismo, etc. etc.
---
Por otro lado, deja que me quite el sombrero ante Josep Lluis Carod Rovira.
Su respuesta a quien se negaba a decir su nombre en catalán, con la excusa de "no entiendo el catalán", es digna de figurar en los anales de las hemerotecas, o donde sea que se guarden estas cosas.
Y es que tiene toda la razón.
Aquí, por muy catalanistas que seamos, jamás llamaremos a Zaplana "Eduard", ni Josep Lluis a Zapatero, por poner dos ejemplos.
Y si los castellanoparlantes son capaces de pronunciar correctamente, como él dijo, Schwarzeneger, o (no se como se escribe) sevarnache, no veo que sea tan difícil decir Josep Lluís.
Es más; yo añadiría: Si son capaces de decir correctamente Jhonny, James, Jessica, o Jules, no veo porqué no saben decir Josep, pues el sonido de la "j" catalana es exactamente el mismo, así que no le veo la dificultad.
Con la "ll", aceptaremos barco, pues es una letra que pocos pronuncian bien, ya que la mayoría la pronuncia como "y", incluso en palabras castellanas como llave o llavero, y si está al final, como en Sabadell, ya imagino que es misión imposible.
(Aunque esa dificultad cree topónimos chocantes, cuando menos, como cuando hace unos días se incendió el sistema eléctrico del hospital de la Vall d'Hebron, al que convirtieron en "la val del bronx").
---
Ahora les toca el turno a las cucarachas.
Vengo oyendo/leyendo hace días, que se va a beatificar, o algo así, a un montón de muertos del bando golpista de la guerra civil.
Y eso me hace plantearme serias dudas y preguntas.
Por lo que yo se del tema de beatificaciones y todas esas zarandajas, para que se declare beato a alguien ha de haber realizado, al menos, dos milagros.
Hace un par de meses, se entrevistaba en la radio al portavoz de la comisión para la beatificación de Antonio Gaudí y dicha persona explicaba que ya contaban en su haber con un milagro casi probado.
Un hombre aquejado de una enfermedad degenerativa de las extremidades inferiores, (si no recuerdo mal), iba a ser operado un cierto día, aunque los médicos no le ofrecían garantías.
El enfermo le estuvo rezando a Gaudí toda la noche.
Y, al parecer, al dia siguiente los médicos alucinaron pepinillos al ver que no era necesaria la intervención pues estaba curado, o casi.
De todas formas, según comentaba el entrevistado, aún era necesario probar sin lugar a dudas que el "milagro" era tal y que se supiera de alguno más para llegar a lograr su objetivo.
¡Bien!, si las cosas son así, ¿se puede saber qué milagros han realizado estos golpistas para merecer la beatificación o la santificación?
Porqué yo no he oido ni leido nada al respecto ¡Y mira que estas cosas se oyen y leen, cuando suceden!.
Así que me planteo si esta beatificación no tendrá un trasfondo más siniestro del que se ve a simple vista.
¿La secta de las cucarachas quiere, con esta medida, demostrar que apoya aquel golpe de estado?
¿Acaso no lo demostró sobradamente durante los casi 40 años de dictadura llevando al hijoputa bajo palio y levantando el brazo "Cara al sol"?.
Oye, de verdad, ¡¡¡QUE ME OLVIDEN DE UNA PUTA VEZ!!!
Aunque hay algo que me tiene intrigada y que me pregunto a menudo:
¿Cuantos de sus santos deben estar ardiendo en el infierno?
Saludos.

3 comentarios:

RGAlmazán dijo...

A mi me parece que desde ahora, en desagravio, esos dos gilipollas que llamaron José Luis a Carod tendrían que escribir en la pizarra, mil veces:
Jorge Arbusto es el bobo de George Bush y Esteban Maravillas es Stevie Wonder.

De los jueces y curas ni te cuento, que me pongo de mala leche.

Salud y República

Naveganterojo dijo...

Te dejo un enlace que te puede animar,que demuestra que aun quedan en este pais personas con buen corazon,que siendo catolicos ven los desmanes de sus "jefes".
http://www.elplural.com/tribuna_libre/detail.php?id=14843
Salud y republica

crepiq dijo...

Estoy de acuerdo contigo n lo de josep lluis.También en lo de las LL.Referente a cucarachas,como rgalmazán,no quiero ni saber de ellos,me ponen de mala milk.Muy buenolo de Jorge arbusto y Esteban maravillas.Salutacions.A10.