martes, 17 de mayo de 2011

La incompetencia endémica de la administración

Hace 6 años que vivo en mi domicilio actual.
Cuando me trasladé a él, como buena ciudadana, fui a darme de alta en el registro/censo de la ciudad a la que pertenece mi domicilio.
Luego modifiqué los datos en el DNI, pasaporte y carnet de conducir.
Hasta aquí, todo normal.

Hoy, seis años después, me entero de que también tenía que modificar el domicilio fiscal de mi coche.

¡Manda huevos!

Por un lado, ¿que le costaba a quien me atendió en las oficinas de tráfico, al menos, advertirme de que también debía cambiar el coche de domicilio, si no era competencia suya?

Porque, a ver, a mi entender, mi coche no "vive" en ningún sitio, como mucho, como dice mi hermana, es un sin techo, ya que siempre está en la calle.

Y, a mi entender, si yo, que soy su dueña legal, me cambio de domicilio, ¿no es lógico suponer que el coche se viene conmigo?

¡Pues no!

Una persona se muda de casa, y, por lo visto, el coche puede seguir "viviendo" en la casa que ha dejado.

¡Totalmente absurdo!

Y si vas a modificar el domicilio que figure en el carnet de conducir, tendrás que modificar también el domicilio del vehículo, (le llaman domicilio fiscal, cosa más absurda aún, ya que en estos 6 años, todos y cada uno de ellos, el impuesto de circulación ha llegado puntualmente a mi nuevo domicilio).

Y no esperes que el funcionario que te atienda en Tráfico tenga la amabilidad de avisarte de que debes hacer dicha gestión, ni mucho menos que en pleno siglo XXI los ordenadores dispongan de redes que realicen de forma automática estas modificaciones, ya no entre administraciones, sinó ni siquiera en la que estés realizando la gestión.

¡País!

Edito:
Por cierto, me he enterado de todo esto porqué en diciembre la grua se llevó mi coche y ayer mi compañía de seguros vio una publicación en el bo(no se que) donde se avisaba de mi multa y me enviaron un mail.
Al decirles que a mi no me había llegado me remitieron al ayuntamiento, éstos a la sección de multas y allí me han dicho que no me llegaban por este motivo, con lo cual me pregunto: ¿quien paga la multa, el coche o yo? Yo, ¿verdad?, pues si saben donde vivo yo, ¿porqué le envian la multa al coche?.

2 comentarios:

Silvia Sila dijo...

Mujer, pos claro, el coche también es vehiculo "fisico" y paga, paga impuestos y el cambio de papeleo se cobra. Y si no, te multan! La cuestión es ingresar en las arcas de hacienda.
Cuando yo me mude, al ir a cambiar los datos del carné sabes que me dieron? Un papelito que tenía que anexar al carné de origen hasta que lo renovara.
Y las multas? Mi padre fallece en julio del 2009, se presentó su declaración de renta, salió a devolver. La devolución se la dan este año descontandole las multas que se han generado en su vehiculo los meses posteriores. Y quien conducia ese vehiculo de su propiedad? Ah, si, fue San Pedro que lo sacó a pasear. Manda bemoles!!

Eulalia dijo...

Esto del coche de tu padre ya es de juzgado de guardia, Silvia.

Y si, vale, el coche es algo físico, pero me sorprende que no sepan donde "vive" el coche, pero cada año me llegue su impuesto. Si saben donde vivo yo, ¿no sería lógico pensar que el coche también "vive" ahí.

Por cierto, me he enterado de todo esto porqué en diciembre la grua se llevó mi coche y ayer mi compañía de seguros vio una publicación en el bo(no se que) donde se avisaba de mi multa y me enviaron un mail.
Al decirles que a mi no me había llegado me remitieron al ayubtamiento, estos a la sección de multas y allí me han dicho que no me llegaban por este motivo, con lo cual me pregunto: ¿quien paga la multa, el coche o yo? Yo, ¿verdad?, pues si saben donde vivo yo, ¿porqué le envian la multa al coche?.