sábado, 8 de agosto de 2015

De leones y hombres

Hace un par de semanas o algo así, un dentista estadounidense mató a un león en Zimbawe y en las redes sociales se armó la de dios.

Hoy he visto una imagen de 4 ataudes envueltos en la bandera de ese mismo país con un mensaje que decía ¿Todavia lloras por el león? ¿Y que tienes que decir de esos 4 soldados que han regresado a su casa desde Afganistán?

Bueno, a menudo me quedo con las ganas de contestar a algunos de esos mensajes que veo, pero o la dificultad del idioma, o las pocas ganas de meterme en camisa de 11 varas me frena.


Hoy ha sido lo primero.

Porqué me he quedado con las ganas de decirle a quien había publicado ese mensaje que cuando una persona se enrola en un ejército y le envian a una zona en conflicto, sabe perfectamente a qué se arriesga o expone, mientras que el pobre león estaba tan tranquilo en su reserva y que solo el egoismo y la estupidez humana de que querer demostrar que se es muy macho, acabó con su vida.

Que lo de los 4 soldados no son más que gajes de su oficio. Que si no quieres que te maten no te metas a soldado, ya que en los tiempos que corren, creo que ya no se obliga a nadie a ir "a la mili" y que todo el que va a la guerra es porqué quiere y debería saber donde se mete. 

Con todos mis respetos por los soldados y los leones y demás bestias masacradas a causa del orgullo de algunos sub-humanos.