sábado, 18 de agosto de 2007

Carta a un intransigente

A raiz de la muerte de Xirinachs, una serie de artículos en periódicos y blogs y sus comentarios correspondientes, me empujaron a escribir esta carta.
La publiqué ayer en mi blog catalán.
No me gusta copiar mis propias entradas pero soy consciente de que las personas a las que va dirigida nunca pondrán su pies, (virtualmente hablando), en él.
Por eso la hago pública también aquí.
(Tras releerla le he introducido algunas correcciones, pero en síntesis es la misma).
-.-
A Vd. que se siente español y no entiende mi sentimiento nacionalista.
Muy Sr. mio:
Vd. es portador también de un fuerte sentimiento nacionalista, aunque Vd. lo haya bautizado con el nombre de "Sentimiento patrio" ya que Vd., como persona inteligente, no debe ignorar que ambas palabras son sinónimas de una misma definición: Lugar donde se ha nacido.
Vd. considera, siente, que ha nacido en España, con mayor fuerza que el sentimiento que pueda tener hacia lo que Vd. da en llamar "su tierra chica", o cualquier frase que signifique lo mismo y defina su lugar concreto de nacimiento, más, no por ello, su sentimiento nacionalista hacia España es menor que el mío hacia la que yo considero mi nación, patria o país, aunque Vd. no sea consciente de ello.
Por eso, quizás, no es capaz de entender que para las personas que sienten lo mismo que yo, este sentimiento es inverso.
Es mayor el sentimiento de patria, o nación, que tenemos hacia Cataluña, o Euskadi, por ejemplo, que hacia el conjunto del país.
Y como la sentimos como nación, nos emocionamos con su bandera, su himno y todas las demás señas de identidad que nos son permitidas por quienes sienten o piensan como Vd., al igual que Vd. se emociona con los suyos.
Porqué sentimos que pertenecemos más a ella que al resto.
Y ya ve que todavía no le he hablado de política.
Solo de sentimiento.
Ni de historia, antigua o moderna.
Porqué, bien mirado, además de ser del pedacito de tierra que seamos, tambien, tanto Vd. como yo, somos europeos y terrícolas e incluso, si me apura, universales, pero, dígame Vd qué pensaría si, algún día, un gobierno europeo decidiera que ya no había paises y la idea de España como país soberano dejara de tener efecto y pasara a ser, tan solo una región/comunidad/como quiera llamarlo, de Europa.
¿Como se sentiría Vd. entonces? ¿Acaso no lucharía con uñas y dientes para que su país recuperara su estatus?.
Pudiera ser que a Vd. personalmente le fuera indiferente y aceptara la situación sin problemas, pero ¿no cree que habría quienes no lo hicieran? y si estas personas desearan recuperar su soberanía ¿también las consideraría "separatistas" o cualquier otra palabra de las que Vd. utiliza a modo de insulto contra nosotros?.
Reflexione acerca de ello y reciba Vd. todo el respeto que a nosotros nos niega.
Atentamente.
Eulàlia.

15 comentarios:

RGAlmazán dijo...

No siendo mi caso, yo no me emociono con banderas ni himnos, sin embargo, entiendo perfectamente lo que dices, lo respeto y lo defiendo. Soy, utópicamente, ciudadano del mundo; en realidad me considero federalista.
Lo que no es lícito es que esos que os llaman nacionalistas --despectivamente-- no se den cuenta de que ellos, además de serlo de su Ejjpaña, son imperialistas pues quieren mantener a toda costa la dominación sobre los demás. Creo que esos, y que conste que hay muchos, son patriotas de pega, si pueden no pagan impuestos, suelen ser racistas, son insolidarios y se les llena la boca de su Ejjpaña y, sin embargo, son incapaces de entender que ellos son sólo una parte, tienen su Verdad como bandera y una seguridad en sus "creencias" total y serian capaces de utilizar toda su fuerza para defender sus ideas imperiales.

Dan miedo, cuando Xirinach luchaba contra el franquismo, ellos estaban tranquilamente apoyando la prisión y la pena de muerte por motivos políticos y defendiendo esa Ejjpaña cañí que tanto adoran.

Salud y REpública

toni1004 dijo...

Cada paso que se ha dado en España para contentar a los Nacionalistas, ha sido un paso atrás en la convivencia entre nosotros mismos.

De solo de un punto, solo uno, está compuesta mi opinión:

-Las CCAA no deberían existir.

Su creación fue la consecuencia del miedo a una nueva guerra. Y fue traida a los Españoles por unos políticos que se veian en el poder y a los que una guerra les relevaría de su cargo.

¿Por quó no se somete de nuevo a votación lo de las CCAA?

Seguramente nos llevaríamos una sorpresa. Esta constitucion, que da a los Nacionalismos un poder que no merecen y que inclina a los Españoles bajo el yugo nacionalista, fue votada por Españoles que no sabían exactamente qué votaban.

¿O me quieres decir que los "analfabetos" que nacieron en el Franquismo, sabían exactamente qué representaba aquello que sus politicuchos les mostraron?

Los Nacionalistas aprobecharon muy bien el miedo a una guerra para conseguir concesiones que ahora son imposibles de retirar...no nos pidais encima que nos bañemos en aceite hirviendo.

eulalia dijo...

Toni:
Los únicos que dicen esto son los mismos que se llenan la boca con lo de que Ejjpaña se rompe.
Ya sabemos que piensas como ellos, y que si por ti fuera, seguiriamos como en épocas que, por suerte, hemos dejado muy atrás.
Pero permíteme que te haga una pregunta:
Tu, que tan orgulloso estabas de pensar que en tu Comunidad se iba a construir un circuito urbano para disputar carreras del mundial de F1, ¿crees que se hubiera hablado, siquiera, de ello de no ser Valencia una Comunidad Autónoma, con gentes que la gobiernan, más o menos independientemente del gobierno central?
Los que lucharon por que se nos reconociera el estatus de Comunidad Autónoma eran cualquier cosa menos analfabetos.
No olvides que la lucha se llevó a cabo desde las universidades y desde estamentos de la cultura donde, a mi entender, no los hay.
No se aprovechó ningún miedo a ninguna guerra. Al contrarió.
Se luchó por conseguirlo.
Buena prueba de ello, al menos en Cataluña, la tienes en las masivas manifestaciones llevadas a cabo bajo el lema "Llibertat, amnistía, estatut d'autonomía" gritado por cientos de miles de gargantas al unísono. Y también en el hecho de que en cuanto se aprobaron las primeras, todos se apuntaron al carro, incluso aquellas en las que al pueblo ni siquiera se les había pasado por la cabeza.
Item más: Que yo recuerde no hubo ningún referéndum para saber si los españoles querían, o no, cambiar la denominación de regiones por Comunidades Autónomas.
Esto se reflejó en la Constitución y no me parece que hubiera demasiada gente que pidiera que se votara NO por haber este tema en ella. Es más, no recuerdo que ningún partido, ni siquiera los denominados independentistas, ni los republicanos, pidiesen el voto negativo en aquel momento.
No se temía una guerra.
Se temía la continuidad del centralismo acérrimo que siempre ha sido perjudicial para las demás regiones (ahora comunidades) de España.
Nadie iba a relevar a nadie de ningún cargo, al contrario.
El hecho de haberse creado las comunidades autónomas hizo que más personas obtuvieran poder administrativo, personas que antes de ese momento no lo tenían, así que poco temor a perder algo que no poseian debían tener ¿no crees?
Aunque ya se que intentar razonar contigo es darse de cabezazos contra una pared.
Te tienen comido el coco y eres incapaz de ver más allá de tus narices.
Y nadie os pide que os bañeis en aceite, ni tan siquiera tibio.
Solo pedimos un poco de respeto hacia nuestra manera de sentir.

eulalia dijo...

¡Ah!, por cierto, Toni, (que se me había quedado en el tintero pero hasta ahora no he podido regresar), ¿le has contado tu idea al presidente de tu comunidad? Camps, se llama ¿no?.
¿Ya le has dicho que piensas que su papel es papel mojado y que su poltrona, a la que se ha aferrado con la promesa del circuito, te parece que no debería existir siquiera?
No se, a lo mejor te nombraba valenciano del año.

toni1004 dijo...

JAJAJA

Yo tengo un problema, y es que no puedo decir lo que creo de verdad sin parecer un maldito Franquista. Y esa es mi condena.

Yo no puedo decirle eso al presidente de mi CCAA, porque simplemente me dedicaría una sonrisa y chim-pum.

Siempre nos quejamos de que en España, y por ende en todas las CCAA, no hay suficientes políticas sociales. Que en Francia se vive mejor y que el Estado da mejores ayudas por hijo, por pensión, por jubilación...

Lo que pasa es que allí no tienen que pagar, con los dineros del contribuyente, a 18 gobiernos...si no solo a uno.

¿Te imaginas el dinero que quedaría para gastos sociales si no se les pagara a todos esos parlamentos autonómicos?

Esa es mi pregunta...y por supuesto...para mi eso de la historia de los Catalanes y Vascos, así comod e Gallegos y quien se tercie es una mera pamplina.

eulalia dijo...

Vayamos por partes.
Por tu edad imagino que no viviste, o al menos no con suficiente conocimiento, la época franquista.
En aquellos tiempos, con un solo gobierno al que mantener, el estado daba a los padres con hijos una subvención llamada "puntos".
A más hijos, mas puntos.
Según decía mi padre, con lo que cobraba de puntos no le daba ni para pagar la leche que bebíamos entre los tres hermanos que somos.
Hubo familias que se cargaron de hijos, burradas como 18 hijos, por dos motivos. Había un premio especial a la familia más numerosa y, además, como todos sabemos, follar es pecado, incluso dentro del matrimonio, si no es para procrear.
En aquellos mismos tiempos, en Francia ya había políticas sociales más adelantadas que las españolas, (dicho por franceses, o por personas que vivieron en Francia y que las disfrutaron).
Que a ti te parezca una pamplina lo del sentimiento nacionalista, no hace más que reafirmar mi asseveración: tu tienes un fuertísimo sentimiento nacionalista español. Este sentimiento ejerce sobre ti el mismo efecto que el que ejercía sobre los mulos que llevaban antes los basureros, aquellos parapetos que les ponian a ambos lados de la cara para inutilizar su visión periférica y que nada pudiera desviarlos de su camino.

toni1004 dijo...

Sí Eulalia, pero con la salvedad de que en la época Franquista se estaba en una dictadura y en Francia había una democracia.

Eso mismo ahora, cuando hay una democracia aquí también, sería diferente.

¿Un burro?...Creo que ya pierdes los papeles...¿Soy el único que se encona en una sola posición? ¿Cuantas veces desde la periferia se da el brazo a torcer en la política Española?

No vengas con esas cosas, que ya somos mayorcitos y eso de que viene el lobo ya no nos asusta. Para que todo fuera bien, los naciopnalismos deberían ser eliminados del Congreso de los Diputados y que solo permanecieran en el Parlamento, lugar expreso para la representación regional.

Pero claro, para unas mentes cuadradas como las vuestras, que solo ven su nacionalismo periférico como único e inigualable...

Espero con impaciencia que de una vez por todas Europa se una...para que dejeis de dar por culo al resto de los Españoles.

eulalia dijo...

En primer lugar: no he dicho que fueras un burro, sinó que tu estrechez de miras me recordaba al aparato que llevaban para ver solo en línea recta.
En segundo lugar: Parlamento y Congreso de los diputados es exactamente lo mismo, sin duda te referías al Senado. (Doy por hecho que te has equivocado, no que ignores la diferencia).
En tercer lugar: Más cuadradas son las mentes de quienes piensan como tu que no ven más allá de sus narices españolas.
Y por último: Dices que preferirías una Europa unida. Ya veríamos si, caso de suceder tal cosa, seguirías pensando igual, salvo, claro está, que de tal circunstancia se derivara una mejora económica clara. Entonces imagino que si, que a todos os parecería bien ser solamente Europeos

toni1004 dijo...

Evidentemente, Eulalia...evidentemente. Solo estaríamos de acuerdo si económicamente nos fuera bien(ironía). Yo soy Europeista. Totalmente Europeista. La unión política de Europa es imprescindible para su economía. La potencia China y Americana terminarán por absorver a las microeconomías Europeas. ¿Por qué crees que se ideó el Mercado Común? Fueron grandes estadistas como miras más altas que las de los actuales políticos. Y que yo sepa, el Europeismo, está reñido con el nacionalismo de la región Vasca y Catalana.

Europeismo Unión.
Nacionalismo= Separación.

Dime como unes las dos cosas si que sea totalmente contradictorio.

Sí que me equivoqué, me refería al senado...JAJAJA

Creo que a vosotros, se os quedará la misma cara que se me queda a mí cuando leo vuestras opiniones. Ni más ni menos.

eulalia dijo...

¿Sabes?, aunque no fuéramos más que una provincia de Europa, aunque el concepto de España como nación soberana desapareciese del todo, aunque en nuestros pasaportes o demás documentos, en lugar de poner Nacionalidad: Española, (porque en los míos también lo pone, vayas a pensar, jeje), pusiera Nacionalidad: Europea, (realmente tal como están las cosas, no me extrañará nada que éste sea el siguiente paso), me seguiría sintiendo catalana.
Porqué, al igual que hay un libro en algún sitio que dice que soy católica, yo no me siento como tal. No comulgo (y nunca mejor dicho), con las ideas de esta secta, así que en mi interior no me siento integrante de ella.
Digan lo que digan los papeles o los archivos.
También tenía un papel que decía que estaba casada para toda la vida.
Durante más de 20 años, este papel no se correspondió con la realidad.
El vivía con otra y yo con otro, o con nadie, iba a rachas por ambas partes.
Y a pesar de que aquel papel decía que era "hasta que la muerte nos separase", hace un par de años, otra persona firmó otro en el que decía que de lo dicho no hay nada, que aquí paz y allá gloria y que nos la cascáramos si nos apetecía, aunque con otras palabras, claro está.
No se si me explico.
No es cuestión de lo que ponga en ningún sitio, sinó de lo que se lleva muy adentro y que nadie te lo enseña.
Es como ser del Barça o del Valencia, o del Madrid.
Y no hace falta ser socio, al contrario. A menudo sentimos más un equipo los que no somos socios que muchos que si lo son.
Afortunadamente, los sentimientos nacionalistas no suelen derivar, salvo raras y penosas excepciones, en nada más grave que nuestra controversia.

toni1004 dijo...

Afortunadamente solo deriva en meras confrontaciones de opinión. Y así es como debería ser...JAJAJA

Visto desde la óptica que tú expones, posiblemente sí que me quedara algún resquicio de reivindicación Españolista despues de la unificación total.

Lo que no creo, es que ese resquicio me llevara a dinamitar continuamente mi convivencia con el resto de los Europeos.

eulalia dijo...

¿Ves? has dado en el clavo.
No es necesario dinamitar nada por que dos personas no piensen lo mismo. Tan solo hay que respetar las opiniones o los sentimientos de los demás.
Que tengas una feliz semana y no te canses mucho.

Amara dijo...

Eulàlia:

Plas, plas, plas!!!

Me pongo a tus pies.

Al Forest dijo...

Exacte , Eulalia. Tenies raó en recomanar-me que llegeix el teu post, diguem el mateix amb exposicions diferents.

Una abraçada i felicitas pels teus blogs, es nota que tu treballes, tant aquest com el del Sapces, entre la feina i els blogs... et queda temps per dormir ??

-jajjaajajajajja... Salut :)

Anónimo dijo...

LA MODELO.



Por Rafael del Barco Carreras.



Este año es noticia, por fin la desmantelan, o eso dicen. Los vecinos ya no sufrirán su presencia. Mantendrán la estructura central como monumento y recuerdo a su tétrica historia. Pero lo tétrico no es historia, alcanza nuestros días, con el beneplácito ciudadano. ¡Que se lo pregunten a XIRINACHS, que se suicidaría de puro asco, y tanto acallado denunciante!. “Asesinos, asesinos…”, gritaban por los 80 desde los balcones a las tres de la madrugada, cuando varios funcionarios apaleaban, después de consumir grandes raciones de alcohol, a los desgraciados engrilletados a las argollas que entonces colgaban de las paredes del semisótano de la QUINTA GALERÍA. El sistema para mantener el orden en aquella pocilga. Hasta NUEVE en una celda de nueve metros, con jergones encima del pestilente retrete. 2.600 presos, donde 1000 ya eran demasiados, con una galería destrozada en los motines de finales de los 70, sin comedores, asquerosas y frías duchas a menudo sin agua, y la comida pura bazofia, suplida por la exterior si se podía pagar. Igual o peor que el “Expreso de medianoche”.

Por desgracia he vivido las varias MODELOS de los últimos veinticinco años, y aun no sé cual es la peor, si la del 80, la de los 90, ya con la Generalitat, o los 2000. Si en una, las torturas, con el argumento de los torturadores de aplicar el único SISTEMA viable para mantener el orden con pocos carceleros (y afirmo que con placer por su parte), o la otra, donde flotan zombis drogados, vigilados por infinidad de funcionarios y “técnicos”, cuyos desastres cuando obtienen la libertad o permisos son más que evidentes. Cabría estudiar si el violador o asesino reincidente, siempre multiplicando su agresividad después de una larga estancia en prisión, añade a su inicial desviación biológica o psíquica un plus de venganza por el trato y “terapia” recibidos.

Si el primer día aun no me había repuesto de la sorpresa de la detención, cuando con mi abogado Pascual Estevill celebramos, la noche anterior, con cena en el Casino, la negativa del juez de instrucción al procesamiento, al segundo tomé conciencia que si el sumario reflejaba la Gran Corrupción de la clase política y financiera de Barcelona, a la que añadiría la judicial, allí cada palmo no solo era corrupto sino inhumano (con zonas muy parecidas a las descritas en los campos de concentración nazis). Ya antes de entrar, primera escena kafkiana, el policía “jefe de estafas”, Justo Aguilera (actual comisario jefe en Jaén), “para despistar a la prensa” nos lleva él SOLO, a Serena (de Automóviles Serena) y a mí, desde los juzgados al “Abrevadero”, excelente restaurante tras el “Teatro Victoria”. Mi última comida en libertad, y con un policía que los años me informarían de la cuerda de Piqué Vidal. La Policía no aplicó con nosotros el habitual “hábilmente interrogado”, que hacía de la Modelo el destino soñado de todo detenido… tenían el guión previamente estructurado. No recuerdo interrogatorios pesados, solo los asquerosos calabozos de Vía Layetana con olor a orines y de difícil distinguir entre la noche y el día. Tres días de pesadilla.

La sexta era la “mejor”, para primerizos, gente no conflictiva, o trabajando en talleres y “destinos”, y tres en una celda GRAN CONCESIÓN, si no fuera porque el compañero de litera bebía no menos de treinta cervezas diarias y se pasaba la noche meando, impidiendo conciliar el necesario sueño. Al tercer o cuarto día descubrí que la única ventaja del lugar era el obligado ajuste al medio olvidando el mundo exterior. Pero no se olvida, duele intensamente. Y premisa sin excepción, no tomar ni “aspirinas”. El “aguanta”, o de lo contrario “revientas”.

Hacia los cuarenta años con tres hijas menores y familia en los negocios (muy lejanos a la millonada denunciada y con problemas jurídicos agravados con la detención), si aquello duraba, el futuro se mostraba muy negro, ¡y duró TRES AÑOS! (de allí al juicio y condenado a los tres años), y con la prensa publicando millones a mansalva, que yo no había visto. Otro recuerdo imborrable, la diputada socialista ANA BALLETBÓ vociferando en el Congreso de los Diputados que los del gran desfalco del último franquismo el CONSORCIO DE LA ZONA FRANCA estaban donde debían, LA CÁRCEL. Yo ni había estado nunca en el Consorcio ni era franquista ni tenía nada que ver con esos DIEZ MIL MILLONES que decían desaparecidos. Y La PRENSA, actor importantísimo en el tétrico drama, publicando que Bruna, el delegado del Estado ya encarcelado meses antes, vivía en prisión como un marajá. Sin embargo leyéndola a diario, entre líneas, completé lo deducido en el sumario, el gran engaño que entre los autores y descubridores “Serra y Maragall” se fraguó beneficiándose de los millones del BANCO GARRIGA NOGUÉS, o sea, Javier de la Rosa. Los cuervos a por su presa. Pero eso ya era el pasado, si pretendía la mínima comodidad, o simplemente huir lo más posible de la más sucia de las miserias y convivencia… ¡habría que pagar!. La expresión del Director Camacho, “a los del Consorcio no se les puede dar DESTINO porque la prensa se me echa encima”, solo se paliaba con las promesas de una libertad con fianza. El segundo y tétrico engaño de mis abogados, el primero, que ni me procesarían. Un primer año entre el patio, Pascual Estevill y Eduardo Soler Fisas. Y los enemigos no estaban en el patio, eran mis abogados. Ni allí ni en ningún lugar encontraría a nadie tan amoral como Pascual Estevill, y por desgracia tardaría en darme cuenta.

Y si el terror suplía a los pocos funcionarios, unos VEINTICINCO por guardia (ahora varios centenares para la mitad de individuos), un refinado sistema de beneficios mantenía el orden y todo el organigrama interno. Los antiguos “cabos de varas” (sin las varas en la ya Democracia), los “kíes” dominando el juego y las DROGAS, y un buen número de “destinos” (prácticamente la cárcel funcionaba con el trabajo de los presos) mantenían el orden en aquella anarquía total. Entre las concesiones, la compra de cervezas al precio de “economato”, catorce pesetas, para revenderse a cincuenta, y si el cupo por persona eran dos diarias, según el “destino” se podían comprar hasta varias cajas con lo que las ganancias o las borracheras eran seguras. Primera premisa, pagar por TODO, desde un “machaca” a la “red” que te permitiría comer con vino o “salir del patio” y alcanzar un buen “destino”. De entrada la prioridad, las chinches, el borracho Juan, las depresiones que me juré no aparecieran, y comer decentemente. El aguante humano es infinito, con un mínimo de voluntad e ingenio.

Desde el primer momento me pareció imposible no caer enfermo, todas las enfermedades infecciosas tenían cabida, y apareció la SIDA, que a mi entender pudo incubarse tan bien allí como en el África donde situaron su nacimiento. Otra incoherencia, culpa de mi obsesión por la ducha diaria, mis pies se llenaron de hongos provocándome la única herida o enfermedad de toda mi vida de adulto, y desde entonces el Panfungol es la solitaria medicina de mi botiquín. Quizá sea un caso especial pero desde las anginas de mis quince años, jamás he acudido a más médico que un dentista. Una suerte añadida, porque la atención médica, era más bien desatención, y en manos de un único y siniestro personaje.

Continuará…

ver www.lagrancorrupcion.com