jueves, 13 de marzo de 2008

Posibles milagros.

Hoy en día es de sobras conocida la enfermedad celíaca, provocada por algunos alimentos.
Hasta tal punto hay conciencia de la gravedad de tal enfermedad, que incluso en los caterings de colegios se sirven comidas sin gluten a los niños afectados por ella.
Podeis consultar la wikipedia, si es preciso, para tener una visión más clara de este hecho.
¡Bien!, pues, como de costumbre, las cucarachas no están por la labor de adaptarse al siglo XXI, como demuestra esta noticia que he visto hoy en La Vanguardia:
La responsable de la Asociación de Celíacos en Huesca, Antonia Sánchez, calificó
la actitud de la Iglesia de "gran intransigencia" porqué el párroco de la
iglesia de Santiago y el vicario de la diócesis de Huesca, impidieron comulgar
con una hostia sin gluten a un niño celíaco. Los padres, católicos practicantes,
no quieren que su hijo comulgue con vino, porqué rechazan que tome alcohol.
Quizás esas dos cucarachas pensaran que, dado que se supone que el supuesto hijo de Dios, se transmuta en ese pedazo de pan sin levadura, (pero con gluten), las personas que la tomen estarán a salvo de sus consecuencias.
¡Que para eso están los milagros, leñe!.

3 comentarios:

Selma dijo...

Por que será que ya no me sorprende nada de nada , ni de estas dos cucarachas, ni del que viste de blanco, en palacio con vistas al Tevere...

Petonets Eulalia i bon Cap de setmana

jalapa dijo...

Y que comentario quieres que te deje???
Solo se que el peor enemigo de dios (si existe, que no lo sé) es la iglesia...

Un beso

Eulalia dijo...

Tu lo has dicho jalapa.
Selma sorry, no te dije ni hola.
Gracias a las dos por comentar.
Un beso.