sábado, 17 de mayo de 2008

N'hi ha per llogar-hi cadires!

Esta es una expresión catalana que significa que algo es tan absurdo que hay para alquilar sillas y sentarte a ver el espectáculo.

Porqué eso es lo que nos está ofreciendo el gobierno catalán a diario con el tema del agua. Un auténtico espectáculo, un circo de tres pistas, con payasos que se dan de hostias, enanos que crecen y leones que rugen a la más mínima.

Todo esto me plantea una duda: ¿Existe la carrera de ciencias políticas, o algo similar?
Me suena haber oido o leido en algún sitio que Fulanito o Zutanito es "licenciado en ciencias políticas", claro que puedo haberlo oido en alguna película.

Pero si es cierto, si existe, me pregunto: ¿Cuantos de nuestros políticos han cursado estos estudios?

No se la respuesta.
Ni siquiera se si hay alguno que lo haya hecho.

Si para ejercer la medicina, o la abogacía, o el periodismo, e incluso para ser electricista o fontanero, necesitas poseer conocimientos contrastados mediante la titulación correspondiente, pienso que debería ser obligatorio tener alguna titulación de este estilo para formar parte de "la clase política".

Quizá si se exigiera algo semejante a quienes se presentan a las elecciones, nos ahorraríamos muchos problemas.

Y nos ahorraríamos hacer el ridículo día si, día también.

3 comentarios:

Manuel Ortiz dijo...

Yo creo que a estos políticos que tenemos se les hace un examen de bachillerato elemental (o como rayos se llame ahora, que nunca me aclaro) y no lo pasan.

Hubo un tiempo en el que pensé en lo mal que se expresaban, por ejemplo. Hasta que llegué a la conclusión de que no es que se expresen mal; es que piensan mal. Piensan hasta con faltas de ortografía.

Un saludo.

Selma dijo...

Bona tarda Eulalia;
Tienes más razón que... iba a poner un santo, pero como no creo en ellos... En fín que sí, que tienes razón, que los santos somos nosotros, de aguantarlos...

Molts petonets Guapa!

Manuel Ortiz dijo...

Eulalia, si te pasas por mi blog verás que, al final de cada post hay una novedad de esas que a ti te encantan.

De nada.