sábado, 13 de septiembre de 2008

Como fastidiar un ordenador.

Lo he explicado en Tuneando el blog, pero como mi hija ha dejado aquí un comentario explicando el tema, voy a repetirlo para los que no entrais en el otro blog.

Te llega un mensaje de algún amigo que dice: "Mira que sexy estoy en esta fot, jojojo". Es una imagen en zip.

Como ves que viene de un amigo a quien, a buen seguro, conoces desde hace tiempo, aceptas y no solo eso, sinó que intentas verla. Y ahí es donde la cagas.

Pues al abrirla un virus se coloca en el pc. Empieza por comerse tu antivirus, supongo que con patatas para que no le sepa muy soso; continua con partes del sistema operativo, desaparece Ejecutar, no tienes acceso a herramientas del sistema, etc.

Al final, si eres manitas y tienes el CD, quizá pienses que reinstalando Windows se arregla. ¡Que va! Ni por esas.

El ordenador no reconoce el sistema y aunque lo registres y le pongas la clave correcta, hace lo que le sale de los mismísimos.

Si consigues que funcione, no funcionan algunas de las cosas que había y si intentas reconfigurarlas puedes liar un buen sarao.

En mi caso me ha desconfigurado la pantalla del monitor y cuando he intentado solucionarlo solo he logrado que dejara de verse nada.

Al final he optado por tomar medidas drásticas y he cambiado el disco duro.

Eso implica volver a empezar de cero. Reinstalar el sistema operativo, todos sus componentes, actualizarlos, volver a instalar todos los programas que tuviera, etc.

Afortunadamente hace tiempo que compré un disco duro externo, donde había almacenado todas las imágenes que tengo, así como toda la música y algunos documentos, a fin de descongestionar el disco duro del pc y parece ser que el virus no llegó a entrarle, (ahora mismo estoy escaneándolo y parece que está limpio), de lo contrario lo habría perdido todo.

Por suerte, también, muchas cosas las tengo subidas a internet, por un motivo u otro, con lo que voy a poder recuperar bastantes cosas.

Pero el disgusto, los nervios, y el mal rato que pasé no se lo deseo a nadie, excepto al hijo de la gran puta que envía cosas así, de quien me acuerdo cada vez que me siento en el wc.

¡Ah! El amigo que, supuestamente, me envió el archivo maldito, también había picado, por eso lo recibí yo, pues el mal nacido se reenvía a todos los contactos de msn, (que es por donde entra), en cuanto lo abres.

Así que, como dice mi hija, si recibís un mensaje de algún amigo que no salude al entrar, y que parezca que quiere compartir una broma con vosotros, dadle puerta sin pensarlo y si compartís amigos avisadles.

¡Bueno! Voy a seguir reconfigurando mi pc, a ver si logro que se parezca a lo que había antes de la hora maldita.

5 comentarios:

RGAlmazán dijo...

Cuánto lo siento, menos mal que se ha podido arreglar. Hay cada cabrón por ahí suelto.

Un beso.

Salud y República

Eulalia dijo...

Y tu que lo digas, Rafa.
Un abrazo.

河曲勝人 - Kawano Katsuhito dijo...

Como ya te he dicho en el otro blog... no te martirices, la única culpa del desastre es de quien ha enviado el virus. A veces es muy difícil no morder el anzuelo, pero eso es por que esos ****** (añade tu insulto favorito) se lo curran muy bien a la hora de incitar a que la gente pique.

¿Qué antivirus utilizas?

Eulalia dijo...

Hola kawano:
Utilizo One Care, que va muy bien.
La culpa, aparte de ser del que lo envia, fue mia por descargarlo, por intentar abrirlo y por decirle al antivirus que aceptara, pues me pidio permiso para abrirlo, aunque no me aviso de que tenia un virus, como hace a veces.
Supongo que a este hidepu todavía no lo conocía.
Saludos.

Marian dijo...

Gracias por el aviso Eulalia, siento mucho que te haya ocurrido.
Un abrazo.