miércoles, 6 de diciembre de 2006

Santa Constitución

Hoy es Sta.Inmaculada Constitución.
Y no la llamo así por su proximidad a la festividad de la Inmaculada Concepción, sinó por que, tal y como la tratan algunos, parece tan intocable como una Virgen.
Si se supone que es la Ley máxima, y que en ella se han de basar todas las demás leyes, lógico sería ir actualizándola al compás de los tiempos y dar cabida en ella a la evolución lógica del pensamiento, acorde con los tiempos.
Hay demasiadas cosas que ya no son como hace 30 años, que fue cuando se hizo.
Si, además, se tiene en cuenta que fue pactada entre las distintas fuerzas políticas del momento, razón de más para revisarla de vez en cuando e ir añadiéndole las bases de nuevas leyes que se correspondan con la actualidad, aunque sea a modo de enmiendas.
Al fin y al cabo, la constitución estadounidense, que es modelo a seguir, dispone ya de un montón de esas enmiendas.
Aunque, claro, si cada vez que se tiene que modificar hay que pasar otra vez por todo el proceso de aceptación, referendo, y elecciones generales; y teniendo en cuenta que ningún gobierno lo hace suficientemente bien como para estar seguros de su continuidad, es lógico adivinar por qué motivo nadie se atreve a pasar por ello.
Sería darle "cancha" a la oposición para que les quitaran sus poltronas.
¡Que lástima que el nuevo hijo de los príncipes de Asturias vaya a ser otra hija!.

No hay comentarios: